domingo, 4 de mayo de 2008

EZEQUIELA: PERIPECIAS DE LA VIDA


De niña me hubiera gustado ir al colegio para aprender un oficio pero no pudo ser porque en casa éramos muchos hermanos y sólo iban los varones a clases nocturnas. Hasta los 18 la vida me iba muy despacio pero a partir de los 18 la vida me corre que no me doy cuenta. Muchas peripecias me ha tocado vivir, a pesar de todo sigo luchando y seguiré luchando hasta que tenga fuerza.

1 comentario:

Ana dijo...

Ezequiela, le escribo desde Valdepe�as, continue escribiendo sus peripecias y sus recuerdos de nuestro pueblo. Yo tengo 30 a�os y me gusta saber como era mi pueblo, como se vivia antes. Un saludo.