sábado, 23 de febrero de 2008

FRANCISCO: EL DÍA QUE LLEGUÉ A BARCELONA


El día que llegué a Barcelona, el 29 de marzo del año 50 tuve que salir por la puerta trasera de la estación de Francia porque si salía por la puerta principal nos cogía la policía y nos llevaba a misiones a Montjuïc, para después, cuando tenían para cargar un tren, pues mandaban a la gente de regreso a su pueblo. Bueno, a mí me esperaban mi padre y mi hermano, y nos fuimos a casa en el Somorrostro, que allí tenía mi padre una barraca con dos habitaciones y un pequeño comedor y también un pequeño patio que servía para tender. Bueno, la cuestión es que allí vivimos 5 años, hasta que nos dieron un piso en Verdun con tres habitaciones en la calle Almagro. Bueno, cuando vivía en el barrio estuve trabajando en la fabrica de los tornillos Casa y Hijos de Miguel Deu en el Paseo de Carlos I número 36. Allí estuve trabajando tres años y después me fui a la construcción, y en la construcción estuve hasta que me jubilé.