sábado, 23 de febrero de 2008

JOSEFINA: EL DÍA QUE LLEGUÉ A BARCELONA

Salimos del pueblo en el año 1951, salimos de Baena (Córdoba) un día por la mañana, tardamos catorce horas en llegar a Barcelona porque tuvimos que hacer transbordo de tren. Era un tren de madera, los asientos también eran de madera y se podían bajar los cristales, y como en aquellos tiempos lo trenes eran de carbón cuando llegamos estábamos negros.

Nos fuimos a una barriada vieja porque allí teníamos familia hasta que mi padre compró una casa para nosotros. La casa no valía nada, parecía una barraca, nos costó mucho adaptarnos a vivir en ella, además había muchos gitanos, no eran malas personas pero nosotros no estábamos acostumbrados. Nos llevábamos bien. Cuando pasaron cuatro o cinco años nos dieron un piso en Verdun. Cuando yo tenía veinte años murió mi madre, mis hermanas ya estaban casadas y yo me quedé a vivir con mi padre. Cuando hizo dos años de la muerte de mi madre nos casamos y a los trece meses nació mi hija. Estuvimos en ese piso 35 años y después nos compramos otro en el Paseo Valldaura.

2 comentarios:

Encarna dijo...

Yo vine en barco, el barco tardo cinco dias, paraba en todo los puertos grandes, pero yo no me acuerdo como se llamaba solo me acuerdo que la gente decia que entrabamos por Colon el barco se llamaba MARIA-R.

Josefa dijo...

Yo vine como tu en el tren, echamos muchas horas y fue un viaje muy pesado y a ti ¿como te fue la llegada a barcelona? yo lo pase muy mal cerraba los ojos en el tren y no veia nada mas que campos y ¿tu como lo pasastes?