sábado, 23 de febrero de 2008

MERCEDES: EL DÍA QUE LLEGUÉ A BARCELONA


Llegué en un tren antiguo en mayo de 1960. Venía embarazada. Al mes de estar en Barcelona me puse de parto. Vivía en una casita en la montaña en la zona de Torre Baró, vivía con mi hermana Lola, ella tenía tres hijos y cuando me puse de parto se asustó tanto que empezó a gritar asustada. Tuve un hijo de cinco kilos. No les dio tiempo de llevarme al hospital. Gracias a una vecina y a mi hermana salió el niño fenomenal, mi marido me decía que me esperara, ¿cómo me podía esperar si enseguida el niño estaba ya en el mundo? A las nueve de la mañana, se llama Francisco.

1 comentario:

gregorio dijo...

Mercedes que rapido lo fabricaste, que le pillo de sopresa a tu hermana y se asusto, pero tu hermana ya era mayor. Para ser el pimero con cinco kilos ya lo pasarias mal y para
bajar de Torre Baro lo tendrias mal.